Revisión actuarial independiente de primas de pólizas de seguros

 

Captura de pantalla 2016-05-09 a la(s) 13.11.02

 

Por Miguel Gutiérrez Herrero, Actuario.  

Director de Servicios Actuariales de Wealth Secur Audit.

 

“La prima es el costo del seguro o aportación económica que ha de pagar un asegurado o contratante a una compañía aseguradora por la transferencia del riesgo bajo las coberturas que esta última ofrece a sus clientes durante un determinado período de tiempo”. 

¿Ha realizado Vd. una revisión actuarial independiente de las primas que está pagando por las pólizas de seguro que tiene contratadas Vd. o su empresa?

¿Sabe que en ocasiones sus pólizas están pagando una sobre prima que no se corresponde con sus riesgos ?

Desde Wealth Secur Audit ponemos a su disposición nuestro Servicio Actuarial Independiente de revisión las primas de sus pólizas de seguros.

1. Componentes de la Prima que el asegurador debe considerar en su cálculo:
Prima pura: es el valor actuarial del riesgo asumido por el asegurador para cubrir posibles contingencias cubiertas por las coberturas de la póliza.
Recargos a la prima: son los incrementos que se adhieren a la prima pura debido a la existencia de riesgos adicionales que incrementan las posibilidades de que se produzcan los riesgos cubiertos en la póliza
El coste de los gastos de administración necesarios para desarrollar la actividad (sueldo de personal, gastos de oficina), es decir, los gastos de gestión interna. Una vez sumados estos gastos la prima resultante se le conoce como Prima de inventario.
El coste de hacer llegar el producto a los consumidores. Se trataría de los gastos de la actividad comercial, incluidos los gastos de gestión externa (comisiones de agentes o corredores de seguros). Tras estos gastos la prima se convierte en la Prima bruta o comercial o de tarifa.
Prima final: finalmente habría que incluir los tributos legalmente repercutibles al asegurado.

2.Tipos de prima: 

Según el método de cálculo de la prima se podría diferenciar entre 2 tipos de primas:

• Prima natural: se calcula anualmente en función de los riesgos a cubrir por la aseguradora.
• Prima nivelada: es aquella que permanece invariable durante la vigencia total estimada del seguro.

Esta distinción se usa principalmente en los seguros individuales (vida y decesos), ya que estos seguros se calculan en base a la edad y esperanza de vida del asegurado.

Según el método de pago de la prima  se hace distinción en los siguientes tipos de primas:

• Prima única: es aquella en la que el pago de la misma se realiza de una sola vez.
• Prima fraccionada: hay casos en los que la prima se puede fraccionar en varios pagos según lo acordado entre el asegurado y la aseguradora. Sin embargo la prima final suele verse incrementada según el fraccionamiento elegido.

3. La Tarificación de la Prima

El artículo 25.3 del texto refundido de la Ley de ordenación y supervisión de los seguros privados, aprobado por Real Decreto Legislativo 6/2004, de 29 de octubre, se refiere a las tarifas de primas en los siguientes términos:

Las tarifas de primas deberán ser suficientes, según hipótesis actuariales razonables, para permitir a la entidad aseguradora satisfacer el conjunto de las obligaciones derivadas de los contratos de seguros y, en particular, constituir las provisiones técnicas adecuadas. Asimismo, responderán al régimen de libertad de competencia en el mercado de seguros sin que, a estos efectos, tenga el carácter de práctica restrictiva de la competencia la utilización de tarifas de primas de riesgo basadas en estadísticas comunes.

Conforme a lo anterior, la Ley al referirse al importe de las primas únicamente regula el importe mínimo, al establecer el principio de suficiencia de la prima; es decir, que las tarifas de primas a aplicar por las entidades aseguradoras han de ser suficientes, de tal modo que permitan a la entidad satisfacer el conjunto de las obligaciones derivadas de los contratos de seguro. Ello, sin duda, constituye una garantía de solvencia, necesaria para el ejercicio de la actividad aseguradora en aras del futuro cumplimiento de las obligaciones contraídas.

Conviene precisar además que las tarifas de primas no están sujetas a autorización administrativa ni deben ser objeto de remisión sistemática a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, y ello con independencia de que este organismo pueda requerir a las entidades aseguradoras la presentación de las tarifas de primas aplicadas, con el fin de comprobar si respetan las disposiciones técnicas y sobre contrato de seguro. En consecuencia, y en virtud del principio de libertad de competencia, no puede incidirse por parte de la Administración en la cuantía de las primas, siempre que las mismas se adecuen a lo previsto en la normativa reguladora a que anteriormente se ha hecho referencia.

4. Formalidades para el aumento de la prima de un seguro

el aumento de la prima de un seguro requiere una serie de formalidades que deben ser cumplidas por la entidad aseguradora en caso de aumentar el precio del seguro.

Conforme al artículo 1 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro: la prima es un elemento esencial del contrato. Por ello, cualquier modificación de la misma constituye una modificación contractual conforme al artículo 1.203.1 del Código Civil, cuya validez requiere el concurso de la voluntad de ambos contratantes, con arreglo al artículo 1.262 del Código Civil.

Por su parte, el artículo 5 de la Ley de Contrato de Seguro, establece que: el contrato de seguro y sus modificaciones o adiciones deberán ser formalizados por escrito.

Por consiguiente, la modificación del precio del seguro, siendo éste un elemento esencial del contrato, tendrá lugar a partir del momento en que las partes estén de acuerdo en que tal modificación se produzca y la formalización por escrito en la propia póliza o en documento complementario tiene una función probatoria de tal acuerdo.

En relación al aumento de la prima, pueden darse dos supuestos diferentes:

– La modificación de la prima está prevista en el contrato, determinando su importe o, al menos, los medios automáticos para su cálculo. En estos casos se está ejecutando el mismo, y por tanto no requiere una nueva aceptación del tomador puesto que prestó su consentimiento al suscribir el seguro inicialmente.

– La modificación de primas no está prevista. En este caso debe ser aceptada por el tomador del seguro en virtud a lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley de Contrato de Seguro. En el supuesto de que el aumento de prima se produzca para el nuevo periodo de cobertura, la entidad aseguradora deberá comunicar al tomador del seguro el incremento con dos meses de antelación a la finalización del contrato (plazo previsto en el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro para la prórroga del contrato). En caso de que el asegurado no acepte la subida de la prima, la entidad podrá negarse a prorrogar el contrato para el siguiente periodo de cobertura.

Si no se respeta el plazo de dos meses, la subida de primas no podrá aplicarse sin el consentimiento del tomador, y por tanto la entidad deberá respetar la prima del periodo anterior.

Hasta el vencimiento del periodo en curso, la compañía no podrá rescindir el contrato ante un eventual rechazo del aumento de prima no previsto en el contrato, por parte del tomador.

5. La Revisión por parte de un actuario independiente de las pólizas de seguros

El Estatuto Profesional aprobado por Decreto del Ministerio de Hacienda 1216/1960, de 23 de junio, B.O.E. de 5 de julio de 1960, en su art. 5º dice:

“Corresponde al Actuario de Seguros la actuación, en exclusiva, en todas las cuestiones de técnica matemática y económica de las Instituciones de Seguros, Ahorro y Capitalización, y, como título de rango facultativo, autoriza a quienes lo poseen para ejercer los cargos de alta de dirección de las Empresas de Seguros, Ahorro y Capitalización; el asesoramiento, la peritación y el desempeño de cargos en los que se requiere el uso de sus conocimientos específicos en las materias de estadística matemática, teoría económica de las Empresas de Seguros, dirección y técnica contable y estimación cuantitativa de operaciones financieras”.

No solo la prima a pagar es importante en las pólizas de seguros sino que el estudio de los riesgos asociados es fundamental para conocer si las coberturas de los seguros contratados son suficientes, son superiores o son inferiores.

La utilización de un actuario de seguros independiente para la revisión de las pólizas de seguros implica no solo la búsqueda de la prima más barata, sino también la revisión de las bases técnicas utilizadas y de los cálculos actuariales efectuados las compañías aseguradoras para el cálculo de la prima del seguro. Adicionalmente se produce una gestión del riesgo más eficiente durante la contratación de las pólizas.

Desde Wealth Secur Audit ponemos a su disposición nuestro servicio actuarial independiente de revisión las primas de sus pólizas de seguros a los efectos de detectar posibles situaciones de sobre prima y asesorarle en su negociación con la compañía de seguros a los efectos de un correcto recálculo y modificación de condiciones, redundando en un menor coste para vd. y para su empresa.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s